Qué cubre

  • Defecto o fallo de hardware que no permite procesar pagos.
  • Deja de funcionar materialmente.

Qué no cubre

  • Abrir, cambiar, reparar, modificar o añadir algo al Terminal de Pago por personas ajenas a Adyen (o cualquier intento de hacerlo).
  • Uso con consumibles, accesorios o dispositivos inadecuado.
  • Influencia externa indebida (por ejemplo, contacto con el agua, temperatura fuera de las condiciones de funcionamiento, oxidación, caída del dispositivo, etc.).
  • Uso inadecuado, es decir, uso contrario a las instrucciones de funcionamiento de Adyen para dicho Terminal de Pago.
  • Defecto en el suministro eléctrico (subida de tensión).
  • Falta de piezas o plásticos dañados.
  • Problemas que el Comerciante podría haber resuelto por sí mismo actualizando o habilitando las actualizaciones del Software del Terminal.
  • Fallos en las baterías recargables.